Entradas

RECOMENDACIONES GENERALES PARA PASEOS CON CORREA

Usaremos arneses tipo Y o H y correa de 2 a 3 metros, e incluso más larga si se tiene experiencia en este tipo de correas. Hay que puntualizar que el hecho de llevar una correa larga, no significa que haya que llevarla siempre en su máxima longitud.  La mayoría de los paseos serán individuales. Si se tiene más de un perro, puntualmente se harán paseos en común que ayudarán a fortalecer la unión del grupo, pero la mayoría serán individualizados y personalizados a cada perro.  Se harán unos 3 paseos diarios. Uno de ellos será más largo que los otros y el tiempo total de la suma de los paseos estará entre 50 y 70 minutos más o menos.  Serán paseos relajantes (intentaremos mantenernos en actitud calmada y no transmitir tensión al perro a través de la correa) y por supuesto sin tirones, órdenes o golpes.  Además de lo dicho en el punto anterior, debemos buscar durante el paseo algún sitio calmado (puede ser una zona de poco tránsito y poco ruido), para tener en todos los paseos algún moment

LOS JUEGOS Y LOS PERROS

Una de las principales funciones del juego es la de proporcionar aprendizaje significativo (normas sociales, aprender a controlar tu cuerpo, …), pero también cumple otras funciones como son mejorar vínculos, limar diferencias, facilitar la sociabilización, fortalecer grupos sociales, cubrir necesidades, proporcionar bienestar emocional, ...  El aprendizaje a través del juego :   En cada una de las primeras etapas de la viva del perro, podemo s apreciar claramente diferentes tipos de juegos. Cada uno de estos, les permiten aprende r cosas fundamentales para completar el proceso de maduración y llegar a ser un perro adulto equilibrado. Apartir de la cuarta semana de vida. Los cachorros empiezan a ser más activos y a través del juego, redescubren a sus hermanos y exploran la madriguera (entendiendo madriguera como el entorno natural o artificial donde viven desde su nacimiento).  A partir del segundo mes. Prácticamente  ya desde el mes y medio y más evidente

EL CACHORRO. LOS PRIMEROS PASOS

Imagen
Adoptar o acoger a un cachorro es una gran responsabilidad que requiere una dedicación casi plena. A cambio, si las cosas se hacen bien, podremos disfrutar durante años del perfecto compañero. No existe una edad universal que determine el final de la etapa de cachorro ya que depende de la raza y del desarrollo de cada individuo. A grandes rasgos, si tenemos en cuenta el físico, diremos que estamos ante un cachorro cuando el perro tiene menos de 9 meses (en razas pequeñas) o de 18 meses (en razas grandes). Pero desde el punto de vista de desarrollo cognitivo y emocional, que para nosotros es más importante, un cachorro sería un perro por debajo de 6-8 meses, dependiendo de la raza. Después empezaría algo parecido a la adolescencia humana y a partir de los 24 meses comenzaría la adultez, en la que irá avanzando y si le dejamos crecer mentalmente de manera adecuada, entorno a los 4 años podemos tener perro adulto cognitiva y emocionalmente. Considerac

GUÍA PARA CONVIVENCIA CON PERROS SENIORS

Imagen
Por norma general podemos entender que un perro comienza a entrar en la etapa de la vejez cuando cumple el 75% de la esperanza de vida de la raza a la que pertenece, aunque en cada individuo deberemos observar cuál es su estado general (que vendrá influenciado además de por la genética, por la vida que haya llevado) e ir adoptando cambios en función de sus propias necesidades. Prestar atención a los cambios se convierte en algo fundamental.  Como en las personas, las enfermedades o dolencias se hacen más presentes, por lo que siempre es importante realizar revisiones veterinarias periódicas aunque no apreciemos síntomas. A pesar de ello,   la vejez NO es una enfermedad. Pero si es una mayor dificultad para adaptarse a los cambios, para recuperar la homeóstasis (capacidad del organismo para mantenerse estables, para autorregularse). En esta nueva etapa las necesidades y comportamientos varían, por lo que tenemos que adaptar la convivencia pa